Inauguración de la planta de extrusión EX’AL del Grupo Liébot

Poder contar con un suministro propio de perfiles de aluminio extrusionado para abastecer las factorías de fachadas, ventanas y puertas del grupo, fue la decisión que la familia Liébot, propietaria de K•LINE, tomó a finales del año 2018, y un año después del inicio de las obras en junio de 2020, la fábrica EX’AL ha sido inaugurada el 29 de junio de 2021.

1

El proyecto EX’AL es una inversión de la familia Liébot junto a Alain Couturier, director general de la planta y reconocido experto en extrusión de aluminio con una dilatada experiencia en los grupos Sapa / Hydro. Una vez esté a pleno rendimiento, la planta EX’AL tendrá una capacidad de producción anual de 14.000 toneladas de perfiles y una línea de lacado capaz de producir hasta 3 millones de metros cuadrados de perfiles lacados. Con una superficie de 12.000 metros cuadrados, ha requerido una inversión de 26 millones de euros para una facturación prevista de 50 millones de euros a medio plazo y creará un total de 150 puestos de trabajo en la zona (Parque Industrial de Plaine de l’Ain), de los cuales 90 activos a finales de 2021.

 «Un proceso de extrusión único que consume menos energía»

De izquierda a derecha: Bruno Léger, Director General del Grupo Liébot, André Liébot, Presidente del Grupo Liébot, y Alain Couturier, Director General de EX'AL

De izquierda a derecha: Bruno Léger, Director General del Grupo Liébot, André Liébot, Presidente del Grupo Liébot, y Alain Couturier, Director General de EX'AL

Bruno Léger, Director General del Grupo Liébot, durante el parlamento inaugural

Bruno Léger, Director General del Grupo Liébot, durante el parlamento inaugural

Próxima a la factoría LIMA del grupo en la población de Saint Vulbas (Francia), la nueva planta está previsto que produzca aluminio extrusionado para diversificar y asegurar el suministro para la fabricación de las carpinterías de K•LINE, a la vez de otros mercados industriales de la zona Auvergne-Rhône-Alpes.

La factoría EX’AL dispone de un sistema de extrusión 4.0 único en el mercado francés, con un proceso altamente automatizado, desde la prensa hasta el lacado. También consume un 50% menos de energía que las extrusiones tradicionales, gracias a cuatro innovaciones:

– Una prensa con bombas hidráulicas con motores asíncronos, sin parangón en Francia, que reduce las necesidades de electricidad en un 30%.

– Una gestión completamente nueva de los perfiles por capas.

– Un horno de calentamiento de mampostería y tres hornos de templado (al final de la producción), que consumen un 50% menos de gas que un proceso tradicional.

– Por último, dispone de un sistema de lacado vertical directamente integrado en el flujo.

Este proceso de producción más ecológico forma parte del proyecto de bajas emisiones de carbono Alu+C (establecido por SNFA junto a GFA), y forma parte del programa que lleva a cabo el Grupo Liébot para la reducción de las emisiones de sus fábricas.

4
5