ELIGE K•LINE

La ventana reinventada

Ventanas de aluminio. la ventana reinventada

La luz es la vida

¡La luz es la vida! Como nos demuestran las plantas, la iluminación natural es esencial para un buen desarrollo. El estado de ánimo, el sueño, la vigilancia, la energía, la memoria, la inmunidad…: nuestro cuerpo depende totalmente de los rayos solares. En nuestro hogar, el buen funcionamiento de las distintas actividades también está dictado por la afluencia de luz: una cocina luminosa, un salón cálido y acogedor, un dormitorio relajante… La calidad de la vida interior y el bienestar que la acompaña van de la mano de nuestra capacidad para dejar entrar y controlar la luz natural en nuestra casa.

Tu ventana es, por excelencia, la frontera entre el interior y el exterior. Según su configuración, la ventana favorece o retrasa el flujo de luz natural. La ventana también determina el confort térmico y acústico y, por tanto, contribuye a su ahorro energético. La ventana garantiza la seguridad de tu hogar. Conectada, la ventana facilita tu vida diaria y condiciona la calidad de tu aire interior, y por tanto tu salud… Tantas funciones transversales con muchas repercusiones en tu vida.

Al igual que tú, tu casa es única; tus ventanas también deben serlo, para adaptarse perfectamente a los deseos, necesidades y hábitos de tu familia… a largo plazo. Porque con una vida útil de casi 25 años, tus ventanas te acompañarán durante todas tus evoluciones.

Por lo tanto, la elección de tu ventana no debe ser un acto insignificante. Es la ventana que marcará la diferencia en la forma de vivir en tu casa día a día. Definitivamente, la ventana es la clave de tu bienestar.

Las ventanas
que simplifican tu vida

Conocedores del papel fundamental que la luz desempeña en tu bienestar diario, K•LINE fue el primer fabricante en imponer un nuevo estándar en ventanas en el mercado: la hoja oculta. Una revolución que ofrece a nuestras ventanas una superficie acristalada un 15% mayor que la de una ventana tradicional de hoja vista. Una actuación que se ha convertido en nuestra firma: La ventana luminosa.

Con la innovación como ADN, K•LINE ha conseguido concentrar el alto aislamiento, la luz y el diseño en un mínimo de material. La atención al detalle y la calidad caracterizan todos nuestros productos: carpintería con una finura inigualable, materiales nobles, montaje preciso, todo ello para un rendimiento óptimo. De este modo, la ventana se convierte en un elemento decorativo por si misma, que aumenta el valor de tu propiedad.

Como primer fabricante de ventanas europeo, K•LINE da un paso más al ofrecer un concepto de ventana conectada que cambia la forma de vivir tu hogar. Los beneficios son numerosos, desde el punto de vista de la salud, el ahorro energético, la calidad del aire interior y la seguridad, para que las viviendas sean cada vez más accesibles y agradables de habitar.

De esta forma, K•LINE se ha convertido en la referencia en materia de carpintería para todos los profesionales y particulares que desean perfeccionar sus proyectos con productos de calidad, esbeltos y coloridos. Hacer que la innovación en ventanas sea accesible para todos, ofrecer estética, confort y luz: ¡ésta es la razón de ser de K•LINE!

Para ti, fabricamos cada día ventanas que reinventan las ventanas y, naturalmente, simplifican tu vida.

Ventanas de aluminio. la ventana reinventada
Ventanas de aluminio. la ventana reinventada

Las ventanas
que simplifican tu vida

Conocedores del papel fundamental que la luz desempeña en tu bienestar diario, K•LINE fue el primer fabricante en imponer un nuevo estándar en ventanas en el mercado: la hoja oculta. Una revolución que ofrece a nuestras ventanas una superficie acristalada un 15% mayor que la de una ventana tradicional de hoja vista. Una actuación que se ha convertido en nuestra firma: La ventana luminosa.

Con la innovación como ADN, K•LINE ha conseguido concentrar el alto aislamiento, la luz y el diseño en un mínimo de material. La atención al detalle y la calidad caracterizan todos nuestros productos: carpintería con una finura inigualable, materiales nobles, montaje preciso, todo ello para un rendimiento óptimo. De este modo, la ventana se convierte en un elemento decorativo por si misma, que aumenta el valor de tu propiedad.

Como primer fabricante de ventanas europeo, K•LINE da un paso más al ofrecer un concepto de ventana conectada que cambia la forma de vivir tu hogar. Los beneficios son numerosos, desde el punto de vista de la salud, el ahorro energético, la calidad del aire interior y la seguridad, para que las viviendas sean cada vez más accesibles y agradables de habitar.

De esta forma, K•LINE se ha convertido en la referencia en materia de carpintería para todos los profesionales y particulares que desean perfeccionar sus proyectos con productos de calidad, esbeltos y coloridos. Hacer que la innovación en ventanas sea accesible para todos, ofrecer estética, confort y luz: ¡ésta es la razón de ser de K•LINE!

Para ti, fabricamos cada día ventanas que reinventan las ventanas y, naturalmente, simplifican tu vida.